Yo también odiaba la cocina de mis padres

Yo también odiaba la cocina de mis padres

¿Tradicional o moderno?
Cuantos recuerdos de las cocinas de nuestros padres…

Aún recuerdo esas cocinas rústicas con ollas de cerámica y faldones de tela que olían a viejo, esas cocinas que aún cuando las ves te recuerdan a tu niñez y a tu infancia.

Los nuevos tiempos le han dado un giro de 360º al concepto de cocina adaptándola a las nuevas tecnologías y tendencias del mercado. 
Las cocinas de ahora son mucho más futuristas y prácticas. El orden y la comodidad han tomado las riendas a la hora de diseñarlas.

Ahora ya no solo se opta a un espacio donde cocinar y comer, sino que va más allá, ahora puedes navegar para descargar recetas o socializarte para ser un auténtico anfitrión 2.0
Conecta tu smartphone con la nevera para olvidarte de tener que revisar la lista de la compra cada dos por tres y programa tu horno desde el movil para evitar que se te queme el redondo.
Acaba con el ruido y los chirridos incesantes con cajones y armarios amortiguados. Se acabó el perder tiempo buscando algo, pues ahora cada cosa tiene su espacio.

Desconecta de un duro día de trabajo en una estancia que te lo ponga todo más fácil.

Lo cierto es que todo esto es un gran avance, pero para gustos los colores, hay quien prefiere un término medio diseñando su cocina al estilo tradicional pero adaptado al mundo moderno.

¿Tu odiabas la cocina de tus padres?¿O por el contrario te encantaba y la amabas?

Comparte tu opinión con nosotros en #momentoschef
Compartelo: